martes, 17 de diciembre de 2013

La importancia de llamarse Ernesto – Oscar Wilde



La contraportada





La importancia de llamarse Ernesto se entrenó en 1895, con un subtítulo clarificador: “comedia banal para gente muy seria” toda la obra es un gran juego de acciones y lenguaje, aprovechando los dobles sentidos de las palabras y las significaciones sociales de los términos, la puesta fue todo un éxito que se vio  empañado por el escándalo propio de una sociedad puritana y cruel, deseosa de ver caer al hombre que se había atrevido a cuestionar las bases y principios de esa misma sociedad.








Mi opinión


Os traigo la que posiblemente sea la última reseña del año, porque con las demás ando retrasadilla, este libro estaba en la estantería desde el verano pasado pero no es una novela sino una obra de teatro con el curioso subtítulo de Comedia trivial para gente sería un clásico de Oscar Wilde La importancia de llamarse Ernesto.


El primer acto nos sitúa al oeste de Londres en la calle Half-Moon donde Algernon Moncrieff está esperando la visita de su tía Augusta y de su prima Gwendolen en el salón de su piso cuando aparece sin invitarlo su amigo Ernesto. Ernesto se muestra encantado con la visita ya que está enamorado en secreto de su prima Gwendolen y piensa quedarse. Algernon le dice que duda mucho que termine casándose con su prima ya que ni su tía ni él están de acuerdo con esa relación. Ernesto le pide que le explique por qué a lo que este responde que ha encontrado algo de su propiedad donde hay una inscripción de una tal Cecilia este hallazgo le hace pensar que oculta algo entonces Ernesto le cuenta el suceso de la pitillera y cuál es su verdadero nombre. A este malentendido le sucederán situaciones de lo más alocadas que los protagonistas aunque lo intenten no podrán controlar.


Esta obra es una divertida comedia de enredo donde los dos personajes principales inventan una doble vida que utilizan, entre otras cosas, como excusa para poder faltar a los diversos compromisos sociales además con esta artimaña aparentan ser personas honestas y formales a los ojos de la gente.





Oscar Wilde pone en evidencia las falsas apariencias y las rígidas costumbres de la sociedad inglesa de la época con un sentido del humor único y unos diálogos memorables por su ironía e ingenio. Además este libro incluye algunos términos curiosos como el título original de la obra The importance of being Earnest Ernesto se pronuncia igual que earnest en inglés que significa formal, el apellido de uno de los protagonistas Worthing (relacionado con el autor) o las palabras bunburysta y Bunbury que no os voy a decir que significan pero que tienen su importancia en la historia.


Tenía ganas de repetir con este autor desde que leí El retrato de Dorian Gray y después de lo mucho que he disfrutado con la lectura de este libro seguro que en un futuro no muy lejano volveré a leer a Oscar Wilde. Un saludo y buenas lecturas.






El autor


Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde  (Dublín, Irlanda, entonces perteneciente al Reino Unido, 16 de octubre de 1854 - París, Francia, 30 de noviembre de 1900) fue un escritor, poeta y dramaturgo irlandés.

Wilde es considerado uno de los dramaturgos más destacados del Londres victoriano tardío; además, fue una celebridad de la época debido a su gran y aguzado ingenio. Hoy en día, es recordado por sus epigramas, sus obras de teatro y la tragedia de su encarcelamiento, seguida de su temprana muerte.

Hijo de exitosos intelectuales de Dublín, mostró su inteligencia desde edad temprana al adquirir fluidez en el francés y el alemán. En Oxford estudió en el curso de clásicos dio pruebas de ser un prominente clasicista, primero en Dublín y luego en Oxford guiado por dos de sus tutores, Walter Pater y John Ruskin, se dio a conocer por su implicación en la creciente filosofía del esteticismo. También exploró profundamente el catolicismo −religión a la que se convirtió en su lecho de muerte−. Tras su paso por la universidad se trasladó a Londres, donde se movió en los círculos culturales y sociales de moda.

Como un portavoz del esteticismo realizó varias actividades literarias; publicó un libro de poemas, dio conferencias en Estados Unidos y Canadá sobre el Renacimiento inglés y después regresó a Londres, donde trabajó prolíficamente como periodista. Conocido por su ingenio mordaz, su vestir extravagante y su brillante conversación, Wilde se convirtió en una de las mayores personalidades de su tiempo.

En la década de 1890 refinó sus ideas sobre la supremacía del arte en una serie de diálogos y ensayos, e incorporó temas de decadencia, duplicidad y belleza en su única novela El retrato de Dorian Gray. La oportunidad para desarrollar con precisión detalles estéticos y combinarlos con temas sociales le indujo a escribir teatro. En París, escribió Salomé en francés, pero su representación fue prohibida debido a que en la obra aparecían personajes bíblicos. Imperturbable, produjo cuatro comedias de sociedad a principios de la década de 1890, convirtiéndose en uno de los más exitosos dramaturgos del Londres victoriano tardío.

En el apogeo de su fama y éxito, mientras su obra maestra, La importancia de llamarse Ernesto seguía representándose en el escenario, Wilde demandó al padre de su amante por difamación. Después de una serie de juicios fue declarado culpable de indecencia grave, encarcelado por dos años y obligado a realizar trabajos forzados. En prisión escribió De Profundis una larga carta que describe el viaje espiritual que experimentó luego de sus juicios un contrapunto oscuro a su anterior filosofía hedonista. Tras su liberación partió inmediatamente a Francia donde escribió su última obra La balada de la cárcel de Reading un poema en conmemoración a los duros ritmos de la vida carcelaria. Murió indigente en París, a la edad de cuarenta y seis años.



32 comentarios:

  1. No he leído el libro pero he visto la película, o al menos creo que sea una adaptación de este libro porque los argumentos son similares
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no he visto la película ya investigare por ahí a ver si puedo verla y comparar. Besos

      Eliminar
  2. Yo también he visto la película pero no he leído el libro y me pareció muy divertida. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si la película es divertida entonces se parece al libro jeje. Besos

      Eliminar
  3. No lo he leído pero aún tengo pendiente El retrato de Dorian Gray, a ver si lo leo jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar del tiempo que hacía que leí El retrato de Dorian Gray siempre pensé repetir con el autor y he acertado de pleno con esta comedia. Un beso

      Eliminar
  4. Un clásico que, para variar, no he leído. a ver si me animo con ellos pronto!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es proponerselo jeje yo te animo con esta divertida comedia. Un beso

      Eliminar
  5. Este lo leí en mis tiempos de facultad, que fue lectura obligatoria y en inglés. Y a pesar de mi poca habilidad con el idioma, lo disfruté mucho y me animó a seguir descubriendo obras de este autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me ha picado y quiero seguir leyendo a este autor, un besote

      Eliminar
  6. Una obra que parece ser imprescindible. Gracias por tu reseña. Intentaré en 2014 leer algo de Wilde porque hace mucho que leí "El retrato de Dorian Gray"
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si empiezas 2014 con esta obra te garantizo que por lo menos lo harás con una sonrisa, un beso

      Eliminar
  7. Pues yo ni he leído la obra, ni he visto la peli, al cuaderno de las tareas pendientes, no se hable más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada año nuevo tareas nuevas jeje. Besos

      Eliminar
  8. En este caso, reconociendo lo gran escritor que es Oscar Wilde, no me llevo la recomendación porque no me gusta leer teatro, he leído contadas obras pero no le acabo de sacar el gusto aunque sean grandes obras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con este autor eso no es problema ya que escribió desde novela hasta cuentos, un beso

      Eliminar
  9. Pues yo leí el libro (hace bastantes años), y de hecho leí bastante de Oscar Wilde que fue un autor que me tuvo fascinada bastante tiempo.. Hace años que no (re)leo nada suyo, lo tendré en cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo espero seguir leyendo más obras de este autor en un futuro no muy lejano, besos

      Eliminar
  10. Vi la pelpicula y siempre he querido leer el libro! Excelente reseña :D
    saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque por la película ya sabes de que trata el libro yo te recomiendo leerlo y así comparas con la película, un beso

      Eliminar
  11. Me ha interesado mucho esta reseña porque yo estoy en la misma situación en la que tú estuviste: leí El retrato de Dorian Grey, me encantó, y no me decido con qué libro prolongar mi experiencia con el autor. Pero ahora ya lo sé gracias a ti :)
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver que te parece a ti si al final lo lees, un beso

      Eliminar
  12. He leído pequeños textos de Wilde pero ninguna de sus grandes obras, aunque sé que me gustaría mucho; este libro siempre me ha llamado la atención por su título tan curioso! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tenía curiosidad con este titulo y la verdad es que es muy divertido. Besos

      Eliminar
  13. De Oscar Wilde sólo he leído hace años "El fantasma de Canterville" y posteriormente "El retrato de Dorian Gray". Sin duda tengo que repetir con este autor, y ésta obra es una buena opción. Aunque también estaría bien "Salomé", o probar con algún otro de sus cuentos.
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
  14. No he leído nada Oscar Wilde, me llevo tu propuesta porque si ademas es divertido,puede estar muy bien.
    ¡¡Besos y Felices Fiestas!!

    ResponderEliminar
  15. Hasta los clásicos tenían guasa jeje No conocía esta obra, pero estaría encantadísima de leerla, la verdad. Me gustan las comedias de enredo, máxime si son inglesas, pues las veo más cómicas aun. No me preguntes por qué pero los ingleses me hacen mucha gracia jajaja
    El retrato de Dorian Gray lo tengo en casa como un mueble. No tengo perdón de dios. Tengo que organizarme.
    Un beso enorme
    Cita

    ResponderEliminar
  16. Wilde me gusta, me parece que tiene bastante ironía por no decir mala uva en sus obras y eso me hace sonreír con sus comentarios.
    Traes un libro genial
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo mis dudas ya que muchas veces lo he intentado pero el teatro y yo no terminamos de llevarnos bien, no sé por qué.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  18. Todo todo un clásico. He leído teatro anteriormente así que no descarto repetir :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  19. Esta la vi en el teatro ¡y me encantó! Casi tanto como El abanico de Lady Windermere. Las dos, adorables. Aunque divergen en un detallito: En la primera te ríes, en la segunda no. Gracias por estas joyas. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Buenas noches

    Me pareció excelente tu reseña, he leído ese libro cada vez que me quedo sin libros (físicos) y hace un momento busqué reseñas del libro y justo me apareció la tuya en el buscador.

    No pude dejar de imaginarme la escena cada vez que citabas alguna parte del libro así como reírme de cada personaje dando un diálogo, mi parte favorita es cuando Cecilia le dice a Ernesto (Algernon) que han estado comprometidos desde hace 3 meses y hace un juego pintoresco al comprar el anillo de compromiso cuando ellos ni siquiera se conocían.

    Un ejemplo peculiar de la imaginación de cada mujer, como dicen cada mujer es un mundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar