jueves, 19 de noviembre de 2020

Pequeño teatro - Ana María Matute

 


La contraportada

Teatro de títeres: humildes muñecos movidos por la destreza de un anciano bondadoso... Pero seres humanos también, seres humanos que palpitan y bullen en la ciudad, dejando al descubierto sus propias miserias, sus inclinaciones, sus torpes sentimientos, sus mezquindades, sus odios, sus reacciones.


En torno a un adolescente desamparado se agitan las pasiones de seres cuyas ruindades, fantochadas, hipocresía, ambición, crueldad, sueños engañosos adquieren, a lo largo de la narración y por la lograda delimitación de los personajes, caracteres de símbolos, aunque sin perder en ningún momento su condición humana.


Un hálito poético, como corresponde a la fina sensibilidad de la autora, anima todas las páginas de esta novela, galardonada con el Premio Planeta 1954. 




Mi opinión

Hoy os traigo la reseña de un clásico que tenía pendiente desde hace tiempo. Un libro escrito por una de las escritoras más galardonadas de la literatura española.

Oiquixa, es un pequeño pueblo pesquero del norte. Con callejuelas azules y con una sola calle central donde están las casas más importantes llamada Kale Nagusia.

Ilé Eroriak nació en el muelle. Vivía en las calles, el puerto o la playa. Iba descalzo y sucio. La gente lo despreciaba. Solo Anderea lo comprendía y le daba cobijo muchas noches. El anciano tenía un teatro de títeres que el mismo tallaba.

Ilé Eroriak admiraba a Kepa Devar, un hombre muy rico que tenía la mejor casa de Kale Nagusia. Kepa Devar caminaba con la cabeza alta por el pueblo sin pasar por el viejo barrio de los pescadores. Era muy rico, pero no era feliz. Tenía una hija llamada Zazu que tampoco lo era.

La vida transcurría tranquila hasta que un día llegó un barco portugués del que bajó un extranjero rubio. Esta novedad despertó la curiosidad entre los vecinos.


Hacía tiempo que quería acercarme a esta autora y tengo que decir que después de leer este título me he quedado gratamente sorprendida y con ganas de seguir descubriendo su obra. Sobre todo por su forma de indagar y de describir a los seres humanos a través de los personajes de este Pequeño teatro.

Individuos que muestran sus miedos, sus esperanzas, sus mentiras o sus envidias y que veremos influenciados por la atmósfera, el clima y el paisaje de Oiquixa. Un lugar que al principio parece el típico pueblo pesquero con sus casas singulares y sus vistas al mar, pero que pronto comprobaremos que para algunos de sus habitantes es un lugar asfixiante del que quisieran huir.


Pequeño teatro no es un libro convencional por la forma en que está narrado, donde predominan más los pensamientos de los protagonistas que los diálogos. Tampoco encontrareis ni buenos ni malos ni finales felices, lo que si encontrareis es la delicada y poética prosa de Ana María Matute y las historias que guardan sus personajes, motivos más que suficientes para recomendaros este pequeño gran libro. Un saludo y buenas lecturas.



La autora

Ana María Matute (Barcelona, 1925 - 2014) ha cosechado los premios literarios más prestigiosos por su obra, entre la que figuran las novelas Los Abel (finalista del Premio Nadal 1947), Fiesta al Noroeste (Premio Café Gijón 1952), Pequeño teatro (Premio Planeta 1954), Los hijos muertos (Premio de la Crítica 1958 y Premio Nacional de Literatura 1959), Primera memoria (Premio Nadal 1959), Los soldados lloran de noche (Premio Fastenrath de la Real Academia Española 1962), La trampa (1969), La torre vigía (1971), Olvidado Rey Gudú (1996), Aranmanoth (2000), y Paraíso inhabitado (2008). También es autora de cuentos infantiles y de varios libros de relatos, reunidos en el volumen La puerta de la luna (2010). Miembro de la Real Academia Española y de la Hispanic Society of America, en 2007 fue galardonada con el Premio Nacional de las Letras por el conjunto de su obra y, en 2010, con el Premio Cervantes.


13 comentarios:

  1. He leído varios libros suyos y siempre me han encantado. Es de esas autoras que disfrutas más por cómo lo cuenta que por lo qué cuenta. Me tientas con este libro, que aún no he leído.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Ana María Matute es una autora peculiar que se mueve siempre en el ámbito de la ficción poética. La fantasía es fundamental en ella. Estuvo muy inclinada su literatura hacia la literatura considerada infantil-juvenil, precisamente por ese sesgo fantástico que da a sus obras.
    Todo lo que he dicho lo digo apoyado en la única obra suya que he leído, "Olvidado rey Gudú", y por lo tanto seguramente no del todo correcta. Me interesa mucho este libro que hoy comentas y al igual que tú es un clásico que llevo mucho tiempo en mi listado de pendientes. Creo que tu reseña me está animando a ponerme con él.
    Muchos besos, Rocío

    ResponderEliminar
  3. De esta autora hay libros que me han gustado más que este. Creo que mi favorito es "Los hijos muertos" y también me gustó mucho su trilogía de Los mercaderes formada por 'Primera memoria', 'Los soldados lloran de noche' y 'La trampa'. Aunque se consideran una trilogía, son novelas independientes con el nexo común de la Guerra Civil y la posguerra.
    Me gustaba mucho Ana María Matute y la seguí hasta que empezó a escribir sobre todo novelas fantásticas, que son muy buenas, pero no es mi género favorito. Leí la primera "Olvidado rey Gudú" y no seguí. esta forma parte de otra trilogía.
    Como dice Margari, atrae más por cómo cuenta las cosas que por lo que cuenta. Era una gran escritora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hace mucho tiempo intenté leer Olvidado rey Gudú y no me gustó nada, no pude terminarlo. Así que no estoy muy segura de darle una segunda oportunidad.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. De esta autora he leído uno de los libros que con más cariño recuerdo de mi época escolar en la que no me gustaba leer, Paulina, pero fue diferente y he vuelto a leerlo varias veces ya de más mayor y convertida en lectora voraz.
    Este que nos traes pinta también como historia conmovedora y me lo apunto. Aunque eso de que no haya final feliz me desanima un poco.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Me alegro de que te haya gustado tanto y gracias por el descubrimiento, creo que podría estar bien. ¡Gran reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo pendiente en casa, a ver si me reconcilio con la autora =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho la autora, llevo leyéndola años, y aunque a veces me he quejado de alguna de sus obras, el resultado es que me encanta.
    Este es uno de ellos.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    Se ve un libro muy interesante.
    ME alegra que te gustara.

    Besos♥

    ResponderEliminar
  10. No lo he leído, pero adentrarse en las letras de Matute siempre es una delicia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta esta narración con pensamientos de los personajes❤

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Rocío!
    Siento no conocer a la autora, pues tendré que ponerle remedio y leer pronto algunas de sus obras. Investigaré un poco al respecto, no sé si este sea el mejor título para conocer la pluma de Ana María Matute.
    Gracias por tu reseña, me alegra que hayas disfrutado de la delicada y poética prosa de la autora ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    No conocía esta obra de la autora, leí Aranmanoth hace muchos años y recuerdo que me gustó, aunque poco más xDDD Me parece que cuenta una historia interesante y que la prosa merece mucho la pena. Me lo llevo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar