jueves, 9 de marzo de 2017

Historia de una escalera - Antonio Buero Vallejo


La contraportada

Antonio Buero Vallejo está considerado como el mejor dramaturgo español contemporáneo. En 1933 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Madrid, pero su vocación pictórica fue cortada por la guerra civil de 1936-1939. Dedicado a la soledad, al pensamiento y a la lectura durante muchos años, afloró su vena dramática para bien de las letras españolas. De su trabajo ha surgido el teatro de más altura, tensión y trascendencia de la posguerra española. 
Con HISTORIA DE UNA ESCALERA, hito en la recuperación teatral de España, ganó en 1949 el premio Lope de Vega. En 1972 ingresó en la Real Academia Española. En 1986 recibió el premio Cervantes y en 1996, el Nacional de las Letras, siendo la primera vez que este premio se concede a un autor exclusivamente dramático.




Mi opinión

En la reseña de hoy os recomiendo una obra de teatro estrenada en Madrid el año 1949, una historia que cuenta la vida de sus protagonistas a lo largo de 30 años.

En la primera escena aparece el cobrador de la luz llamando puerta por puerta para cobrar el recibo. Poco a poco van apareciendo los inquilinos, la mayoría gente humilde que se quejan de la subida de la luz. En este primer acto conoceremos las aspiraciones de los más jóvenes y el pesimismo de los mayores. Mientras que en los siguientes comprobaremos cómo aunque hayan pasado los años la vida no les ha cambiado mucho incluso siguen viviendo en la misma casa.

El autor nos sitúa en un escenario muy sencillo, un tramo de escalera de una humilde casa de vecinos. Dos rellanos, una pobre barandilla, una ventana lateral sucia y una solitaria bombilla llena de polvo. Allí seremos testigos de cómo sus inquilinos dejan atrás sus sueños y como con el paso del tiempo se vuelven conformistas e infelices, incapaces de cambiar una existencia tan pobre como el lugar donde viven. 

Un clásico escrito con un lenguaje sencillo en el que el autor refleja la pobreza y la miseria de esa casa de vecinos en los protagonistas pero también en la época que les tocó vivir, la posguerra española. 
Una historia atemporal que puede suceder en cualquier sitio del mundo y en cualquier momento. Un saludo y buenas lecturas.



El autor

Antonio Buero Vallejo nació en Guadalajara en 1916. Su primera vocación fue la pintura y cursó estudios de Bellas Artes en Madrid. En 1937 se alista en el ejército republicano, y terminada la guerra, es detenido y condenado a muerte por su participación en actividades clandestinas. Finalmente se le conmuta la pena por la de treinta años de cárcel, y en 1946, sale en libertad condicional. Consigue el Premio Lope de Vega en 1949 con Historia de una escalera, que es representada en el Teatro Español y con la que obtiene un rotundo éxito. Desde entonces, y pese a los problemas con la censura, los escenarios más importantes se abren al dramaturgo. Obtiene, entre otros, el Premio Nacional de Teatro en dos convocatorias sucesivas: en 1956, por Hoy es fiesta y en 1957 por Las cartas boca abajo. En 1980 se le otorga un tercer Premio Nacional de Teatro por el conjunto de su producción. En 1971 fue elegido miembro de la Real Academia, en 1986 se le concedió el Premio Cervantes y en 1996 el Premio Nacional de las Letras Españolas, ambos otorgados por primera vez a un autor teatral. De entre sus obras destacan En la ardiente oscuridad, El concierto de San Ovidio, El tragaluz o La fundación. Murió en Madrid en el año 2000.

8 comentarios:

  1. ¡Qué buenos recuerdos! Fue una de las primeras obras «serias» que representamos con el grupo de teatro amateur en el que estaba entonces, el los 80 ¡Madre mía! Que vieja me siento...
    Maravillosa, una obra, maravilosa

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La leí hace muchos, en EGB creo, y recuerdo que me gustó :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Pues mira, lo tengo para releer, que iba hacerlo el año pasado para un mes temático y al final se me quedo atrás Me apetece retomar lecturas que en mis años de instituto no supe apreciar. Así que gracias por recordármelo
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues yo juraría que no la he leído... igual es hora de plantearselo.
    Gracias por la reseña.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Esta obra de teatro la leí cuando era niña en el colegio y me marcó muchísimo. Tienes razón, es una historia atemporal y sus personajes tan reales como eternos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó, un clásico. Además se lee en un ratito =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Fue lectura escolar y relectura hace unos años. Me permitió disfrutarlo a gusto
    Besos

    ResponderEliminar