lunes, 15 de mayo de 2017

Novela de ajedrez - Stefan Zweig


La contraportada

Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló, ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero, en un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis. Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes acompañando al lector a la confrontación entre los dos jugadores. Si Novela de ajedrez nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión extraordinaria. Y todo ello con unas grandes dosis de intriga y maestría.



Mi opinión

De la pasada edición de la Feria del Libro de Sevilla me traje a casa esta novela de la que apenas había leído reseñas pero que estaba segura que disfrutaría porque Stefan Zweig es sinónimo de buenas lecturas.

Un hombre viaja desde Nueva York hasta Buenos Aires en un transatlántico. En la cubierta del barco le dicen que el campeón del mundo de ajedrez, Mirko Czentovicz se encuentra entre los pasajeros. Un jugador imbatible del que contaban que era incapaz de escribir una frase sin faltas de ortografía.

En el transcurso del viaje uno de los pasajeros acuerda una partida contra el ajedrecista a cambio de dinero. Czentovicz ganó y accedió de inmediato a disputar otra pensando en el dinero que le podía sacar a su contrincante. Durante la segunda partida otro viajero que observaba la partida ayudó con sus explicaciones y ocurrió lo inesperado, llegaron a tablas. Czentovicz respondió invitando al desconocido a un tercer encuentro. El hombre visiblemente alterado contesto que no, que hacía más de veinticinco años que no jugaba.
A partir de aquí este desconocido pasajero llamado Señor B explicará al narrador de esta historia en qué penosas circunstancias aprendió a jugar al ajedrez.

Stefan Zweig nos retrata en esta magnífica novela a dos personajes a los que el destino ha tratado de forma dispar. El primero de ellos Mirko Czentovicz era un joven huérfano con pocas luces que casi no sabía leer ni escribir cuando se cruzó en su vida el ajedrez. El Señor B. en cambio había llevado una vida acomodada hasta que los nazis lo encerraron en una habitación de hotel vacía de la que solo salía para ser interrogado. Cuando ya pensaba que no podría resistir más la presión un pequeño libro de ajedrez lo ayudó a mantener su mente lo más lúcida posible.

Tenía claro que tarde o temprano volvería a leer a este autor que conocí gracias a las recomendaciones de otros blogueros. Un autor que logra conmovernos con esta dramática historia, narrada con una sencillez extraordinaria, donde una persona pierde la libertad, y casi la cordura, por culpa de la sinrazón de la guerra.

Novela de ajedrez es mi segundo acercamiento a Stefan Zweig, un escritor que ocupa un lugar especial en mi estantería y en mi memoria por su maestría a la hora de contar historias. Un saludo y buenas lecturas.




El autor

Stefan Zweig (Viena, 1881 - Petrópolis, Brasil, 1942) fue un escritor enormemente popular, tanto en su faceta de ensayista y biógrafo como en la de novelista. Su capacidad narrativa, la pericia y la delicadeza en la descripción de los sentimientos y la elegancia de su estilo lo convierten en un narrador fascinante, capaz de seducirnos desde las primeras líneas. En Acantilado han aparecido ya La lucha contra el demonio (Hölderlin, Kleist, Nietzsche), Castellio contra Calvino (Conciencia contra violencia), Momentos estelares de la humanidad (Catorce miniaturas históricas), El mundo de ayer (Memorias de un europeo), La embriaguez de la metamorfosis, Veinticuatro horas en la vida de una mujer, Novela de ajedrez, Carta de una desconocida, Los ojos del hermano eterno, Ardiente secreto, El amor de Erika Ewald, Tres maestros (Balzac, Dickens, Dostoievski), Noche fantástica, La mujer y el paisaje, Correspondencia, Montaigne, La curación por el espíritu, El candelabro enterrado, La impaciencia del corazón, El legado de Europa, Amok, Viaje al pasado, Mendel el de los libros, ¿Fue él?, Los milagros de la vida, Las hermanas, Novelas, Confusión de sentimientos, Ser amigo mío es funesto. Correspondencia (1927-1938), Una historia crepuscular y las biografías Fouché, María Antonieta y María Estuardo.

6 comentarios:

  1. ¡Hola Rocío!

    Soy muy Zweig, la verdad es que desde que lo leí por primera vez me quedé prendada de su estilo y su narrativa; será por ser la última novela del autor, pero la leí con más fruición que cualquier otra, para que no se me escapara el espíritu del autor del cual ya no tendríamos nunca más nada nuevo y por eso creo que es la que más cariño le tengo. Es mordaz, incisiva, doliente, ves el sufrimiento del propio autor por su exilio, su dolor, su pena y su rabia por un régimen que destruyó hasta las ilusiones. Me encanta, sencillamente me encanta.

    Un besito, una buena reseña.
    Yolanda.

    ResponderEliminar
  2. Este lo tengo pendiente. Leí Mendel el delos libros que me gustó mucho.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
  3. Esta novela no la he leído pero no descarto hacerlo en un futuro. Es que Zweig es una maravilla que no hay que dejar atrás. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho Zweig y ésta es una de las novelas que tengo en casa pendiente de leer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. De mis favoritas de Zweig. Me alegra ver que la has disfrutado tanto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. La narración de Zweig es magnífica, como en tan pocas páginas profundiza tanto en los temas. Y como maneja la psicología humana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar