jueves, 17 de marzo de 2016

Misterioso asesinato en casa de Cervantes - Juan Eslava Galán



La contraportada

A las puertas de la casa de Miguel de Cervantes ha aparecido el cadáver del hidalgo Gaspar de Ezpeleta, al que han apuñalado. Una vecina beata acusa al escritor y a sus alegres hermanas, las Cervantas, de estar implicados en el asunto y acaban encarcelados. La duquesa de Arjona, gran admiradora de Cervantes, requiere los servicios de la joven Dorotea de Osuna para que acuda a Valladolid e investigue el caso, conocedora de sus habilidades en este campo. A través de la investigación detectivesca de Dorotea para defender la inocencia del autor de El Quijote asistimos a un retablo de la España del Siglo de Oro: un país agotado por las guerras, anegado de clases ociosas e improductivas, nobles y clérigos, lleno de prejuicios, con una legión de mendigos, veteranos de las guerras tullidos, pícaros, busconas y criadillos. 
Una auténtica corte de los milagros en la que la mujer se rebela y lucha denodadamente por escapar del papel secundario al que la sociedad la relega



Mi opinión

Hacía tiempo que no leía una novela histórica, un género que siempre me cuesta un poco, pero cuando encuentro una historia como la que protagoniza la reseña de hoy me alegro de volver a acercarme a este tipo de lecturas, aunque sea de vez en cuando.
Doña Dorotea de Osuna viaja a la capital de la corte, Valladolid, para entrevistarse con la Duquesa de Arjona. Esta le pide ayuda para sacar a Miguel de Cervantes y a las mujeres de su familia de la cárcel. Al parecer los consideran sospechosos del asesinato de Gaspar de Ezpeleta ocurrido en la puerta de su casa.
A partir de ahí Doña Dorotea, Don Teodoro y la propia Duquesa intentarán aclarar la muerte del caballero Ezpeleta y quitar las sospechas que recaen sobre los Cervantes.

De esta novela, que me ha encantado, destacaría el detallado retrato del Valladolid de la época que por culpa de diferentes festejos reales había quedado poco para comer. Una ciudad donde abundaban los palacios pero también mendigos, curanderas, picaros, frailes o nobles.
Además de la vida y costumbres de los habitantes de la ciudad, lo segundo que destaco de esta lectura es el papel de la mujer. Y es que las protagonistas que llevan el peso de esta historia se sentían libres de pensamiento, sabían leer y escribir, algo que estaba muy mal visto para la mayoría de la gente que pensaban que su papel estaba condicionado por el hombre.

El lenguaje empleado por el autor, cercano al castellano antiguo, nos acerca más si cabe a la época y no se hace ni aburrido ni pesado. También está la curiosidad de como llevan los personajes la investigación, de la que no os voy a avanzar mucho, pero lo que si os digo es que está muy bien llevada.

Os estaréis preguntando cuando aparece Cervantes en este libro pues la figura del insigne escritor es más que nada secundaria. De todas formas de boca del autor conoceremos unas cuantas anécdotas, sus diferentes trabajos que no lo convirtieron en rico precisamente, de las penurias que pasó por culpa de la guerra o de las ciudades por las que pasó.

En definitiva que si queréis leer una novela histórica original, que además os acerque a los años que vivió Cervantes en Valladolid, os recomiendo leer este Misterioso asesinato en casa de Cervantes. Un saludo y buenas lecturas.




El autor

Juan Eslava Galán (Arjona, Jaén, 1948) es doctor en Letras. Entre sus ensayos destacan Historia de España contada para escépticos (2010), Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie (2005), Los años del miedo (2008), El catolicismo explicado a las ovejas (2009), De la alpargata al seiscientos (2010), Homo erectus (2011) y La década que nos dejó sin aliento (2011). Es autor de las novelas En busca del unicornio (Premio Planeta 1987), El comedido hidalgo (Premio Ateneo de Sevilla 1991), Señorita (Premio de Novela Fernando Lara 1998), La mula (2003), Rey lobo (2009) y Últimas pasiones del caballero Almafiera (2011).

14 comentarios:

  1. Aunque la novela me atrae, no me decido por lo del tipo de lenjuaje utilizado que comentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Original es sin lugar a dudas y creo sin temor a equivocarme que estando escrita por este hombre es de disfrute asegurado.

    ResponderEliminar
  3. Pues no conocía este libro, me lo llevo anotado para la Yincana!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. No me importaría nada lee este libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mí sí me gusta la novela histórica, este ya lo había visto y me llamaba, pero con tanto pendiente... no lo descarto para más adelante. Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gustó muchísimo este libro. Besos

    ResponderEliminar
  7. A este libro ya le tenía echado el ojito. Y por lo que cuentas creo que me va a gustar. A ver si me hago con él prontito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. No me llama la atención esta novela.

    ResponderEliminar
  9. Pues tiene buena pinta y quizá hasta lo tenga en el kindle, jaja Vaya lío!!! Tomo buena nota porque me gusta lo que cuentas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  10. Jo, pues no lo conocía y me gusta la novela histórica un montón!!
    Gracias, lo indagaré.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Siendo quien es el autor, seguro que está perfectamente documentada. La única pega que le pondría (sin haberlo leído aún) es que, al girar en torno a un personaje tan conocido, sabemos que eso no pudo ocurrir pues, de estar registrado en alguna crónica, se sabría. Eso resta la ilusión de verosimilitud. ¿No hubiese sido mejor que el cadáver apareciese, un suponer, en casa del vecino del novelista?
    En cuanto la lea os comunicaré si continúo pensando lo mismo.

    ResponderEliminar
  12. El argumento del libro se sale mucho de lo que suelo leer, pero me fío bastante de Juan Eslava Galán, si lo encuentro por ahí le daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
  13. Mi primera sorpresa, enterarme de que este libro transcurre en Valladolid, siempre tuve la impresión de que la acción ocurría en Alcalá de Henares. Luego me entero de que gira en torno al asesinato de un noble caballero, lo que me parece curioso e intrigante. Y el hecho de que Cervantes solo aparezca tangencialmente, me gusta. Personalmente, lo prefiero. Así me resulta mucho más verosímil.

    Me llevo muy buena impresión, Rocío. Un beso.

    ResponderEliminar