martes, 11 de junio de 2019

Leer, viajar, estar vivos - Pepa Calero


La contraportada
«Conocía Trieste, su café San Marcos y su Jardín por la voz de Claudio Magris. Respiré el atardecer en Buda, en el Bastión de los Pescadores, al lado de Kristóf, el protagonista de Divorcio en Buda… Ay, Budapest, horas y horas contemplando el Danubio como si tuviera el río en los labios. (…) Visité estas ciudades en otoño. Tiempo de vacaciones. Hubo días de lluvia, días de frío, de viento, de cierta nostalgia, de anhelos. No había gente en los parques, nadie paseaba, solo se iba a algún sitio. Pocos turistas. Detrás de los cristales de un café, esperaba, como si la vida fuera eso, mirar tras las ventanas manchadas de un elegante café…».

Este libro describe viajes literarios, pequeñas odiseas, geografías de ciudades poéticas. Viena, Trieste, Varsovia, Budapest, Praga, Salzburgo, Berlín, Lisboa, Tánger y la hermosa librería Lello & Irmao en Oporto. Una obra que habla de escritores, personajes, paisajes. De viajar lento. Del gozo de descubrir que son las personas las que dan sentido al viaje… Viajar para escribir, aprender, experimentar. Soñar. Viajar para mostrar que todas las ciudades se parecen, que todos los lectores, todos los viajeros caminan detrás de un sueño: Leer, viajar, estar vivos
  


Mi opinión
Para la reseña de hoy os traigo un libro de viajes literarios que he disfrutado más de lo que esperaba.

Pepa Calero, la autora de este libro, nos cuenta como gracias a una frase de Mark Twain se decidió a viajar sola, bueno sola no, ya que iba acompañada de sus autores y sus obras favoritas. En estos viajes no solo anhelaba recorrer los escenarios que aparecían en esos títulos tan queridos sino también conocer donde vivieron los escritores que tanto la habían fascinado.

En primer lugar visita Viena. Allí respira melodías mientras busca por sus cafés a Stefan Zweig y a su amigo Joseph Roth. Cafés que parecen sacados de otra época en la que filósofos, políticos y poetas se reunían en ellos. Después nos habla de Trieste, una ciudad que olía a sal donde Italo Svevo, James Joyce o Claudio Magris dejaron su huella. Luego nos cuenta como fue su visita a Varsovia, una ciudad serena y poblada de leyendas que resurgió de las cenizas. En Budapest siguió los pasos de Sandor Marai entre suelos empedrados, palacios renacentistas y casas barrocas.
En Praga, pasea por el puente de Carlos y contempla las aguas del rio Moldava acompañada de los versos de Jan Neruda y los cuentos de Kafka que tanto la sobrecogieron. En Salzburgo visita la casa en la que vivió Stefan Zweig mientras escucha a Mozart en cada esquina. Lisboa, la ciudad de Pessoa y Lobo Antunes le parece tan melancólica como genuina y cálida.

Pepa Calero nos cuenta estos viajes con una prosa delicada y poética que nos transporta con facilidad a aquellos lugares por los que ella camina, suspira y disfruta.

Como ya me ocurrió con Reinas de la carretera, he vuelto a disfrutar leyendo este nuevo título de Ediciones Casiopea y recorriendo estos paisajes literarios de la mano de su autora. Un saludo y buenas lecturas.


Por último agradezco a Ediciones Casiopea el envío de este ejemplar.


La autora
Viajera, madre, matrona, psicóloga, escritora… Pepa ha ganado varios premios literarios y quedado finalista en otros: Ganadora del 1er Premio del Certamen de Relato Corto: Maternidad, Punto y Aparte, (Fundación Recoletos), y del 1er Premio de Microrrelatos del V Certamen Internacional de Relato Aste Nagusia, Bilbao, 2017. Finalista del XVII Concurso Internacional Max Aub del Certamen Mundial Excelencia Literaria M.P. Literary Edition 2015, y Accésit del XXX Certamen Nacional de Cuentos «Antonio Reyes Huertas».

Es autora de la novela El parto de Clara, colaboró con la Revista Cultural Terral en su sección «El viajero» hasta su cierre en 2018. Publicó el relato «Liberación» en la antología La librería más bonita del mundo, es alumna del taller literario «El Desván de la Memoria» y ha sido miembro de la Asociación de Escritores Noveles.

10 comentarios:

  1. Hola guapa, tiene buena pinta para leerlo mientras realizas esos viajes, :). Aunque no podamos hacerlos, jeje...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Pues no sé qué decirte, no es una lectura que me traiga de sopetón, pero es que no me disgusta lo que has contado; le doy una vuelta 🤗

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustó acompañar a la autora en este viaje literario, me ha hecho ver desde otro punto de vista las ciudades que recorrió, y sentir curiosidad por los escritores que cita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es una propuesta interesante y desde luego, muy atractiva para cualquier lector.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gustó por lo que tú comentas, esa prosa delicada y casi poética, y porque es un viaje muy literario, que a los lectores siempre nos apasiona seguir los pasos de nuestros autores preferidos, ¿verdad? Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ya lo tenía apuntado por otra reseña y la tuya me confirma que esta lectura la puedo disfrutar mucho. A ver si me animo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. En esta ocasión no me llama demasiado la atención.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. ¡Holaaa!

    Pues me ha entrado la curiosidad después de ver tu reseña, he estado en algunos de los sitios que se mencionan y me encantaría saber más de ellos desde el punto de vista literario ^^

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa!
    Pinta genial y me alegro que te haya gustado, yo lo voy a dejar pasar, quizá más adelante cuando me quite pendientes le de una oportunidad.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Pues, aunque se ve llamativo, no me termina de convencer. Creo que lo dejaré pasar en esta ocasión y seguiré con mis pendientes, pero gracias por la reseña. Un abrazo enorme ¡Nos leemos! ♡

    ResponderEliminar